Todos nuestros materiales son biocompatibles

Los materiales que se usan en esta clínica para hacer empastes o pulpotomías son todos biocompatibles.

NO USAMOS AMALGAMA DE PLATA, FORMOCRESOL O BISFENOL-A.

Las amalgamas ya no se usan en niños porque los tóxicos que contienen pueden tener más efectos que en adultos ya que los niños están en constante crecimiento y desarrollo.

La amalgama es una aleación metálica con plata, estaño, cobre y zinc mezclada con mercurio. Hay un acuerdo internacional en cuanto a que no existen datos científicos que confirmen que la amalgama dental suponga un peligro para la salud. Algunos países restringen el uso de amalgamas o tienen recomendadas limitaciones de uso: en casos de pacientes con alergia manifiesta al mercurio o insuficiencia renal, y limitando la inserción o remoción de amalgamas durante el embarazo y en NIÑOS.

Los empastes de amalgama liberan 34 microgramos de mercurio diariamente. El mercurio, además de evaporarse a tan sólo 20 grados, empieza a reaccionar químicamente con la saliva, con los alimentos y con las bebidas calientes. Esta situación se puede empeorar aún más en las personas con bruxismo, al mascar chicles, con los cítricos (y otros ácidos naturales), con un pH ácido, etc.
Para quitar estos empastes tan tóxicos hay que seguir siempre un protocolo de seguridad para proteger al paciente y al dentista que conlleva el uso de dique de goma, uso de batas y mascarillas para que no se inhale así como sistema de ventilación adecuado para dichos tratamientos.

Por lo tanto, no está justificado usar amalgama de plata para hacer empastes en niños, además, existen otros materiales a día de hoy mucho más estéticos que tener toda la boca de color negro.

BISFENOL A:

Nosotros usamos para los empastes aquellos pocos que existen SIN BISFENOL A. Tampoco los adhesivos utilizados lo contienen. Este detalle encarece el tratamiento, pero garantiza la biocompatibilidad.

Los bisfenoles, entre los cuales el que más preocupación ha generado es el bisfenol A, han sido vastamente usados por la industria. Los bisfenoles (A, F, A-F, S, C,…) son un grupo de sustancias empleadas en los más diversos usos: resinas epoxi, policarbonatos, aditivo en resinas acrílicas y vinílicas, aditivo en caucho sintético, tintas, tonners, DVD, y también en los empastes blancos.

Existen numerosos estudios científicos que han mostrado la capacidad del bisfenol A para dañar los órganos sexuales masculinos y afectar a la conducta animal.

FORMOCRESOL:

Este medicamento ha sido ampliamente utilizado hasta junio de 2004 para su aplicación sobre dientes temporales en pulpotomías vitales o no vitales en una dilución de 1:5 de la fórmula del formocresol de Buckley.

El formocresol contiene formaldehído que es un potente agente antimicrobiano y fijador de tejidos. También contiene tricresol, que es antimicrobiano, aunque su acción en el formocresol no está muy clara.

Sin embargo, existe una preocupación creciente sobre la seguridad incluso de la dilución de 1:5 de formocresol, debido a que uno de sus constituyentes, el formaldehído es soluble en agua, altamente reactivo y se metaboliza rápidamente.

Los efectos del formocresol son los siguientes: quemaduras de tejidos blandos, formación alterada del germen dentario subyacente, alteraciones en la erupción del diente permanente sucedáneo. El formocresol tiene una distribución sistémica rápida y se conoce su potencial carcinogénico y mutagénico, así como que se sabe sus efectos embriotóxicos y teratogénicos.
En 2004, la International Agency for Research on Cancer (IARC) confirmó que el vapor de formaldehído es un carcinógeno para los humanos. La extensiva y sistemática revisión concluyó que el formaldehído tiene relación positiva con el carcinoma nasofaríngeo y posiblemente con otros sitios del tracto respiratorio alto como la mucosa nasal y senos paranasales.

Teniendo en cuenta estas consideraciones son varios los agentes propuestos como alternativas al formocresol:
Sulfato férrico, glutaraldehido, electrocoagulación y los materilaes biocompatibles, que son sin duda los más seguros y fiables, aya que el objetivo es favorecer la regeneración y la reparación del tejido de la pulpa.
Los materiales biocompabiles son colágeno, proteínas formadoras de hueso y el agregado de trióxido mineral (MTA).

Leave a Comment

(0 Comments)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *